Productos Reciclados - Una explicación más detallada

Uno de los proyectos personales que más han llamado la atención son los productos reciclados. En una ocasión hablé de los materiales a emplearse, así como de su concepción. Sin embargo, nunca hablé sobre algunos detalles que surgieron en el camino.

Ya les hablé sobre las ventajas que ha tenido el reutilizar recursos que no se aprovecharon, tanto en lo económico como en lo creativo, pero olvidé mencionar los inconvenientes que encontraba al momento de elaborar dichos productos. Por ejemplo, cuando hice las tapas para el cuaderno, eran más de 100 hojas de tamaño francés las que se tenían contemplado utilizar, pero a la hora del armado, me dí cuenta de que una tercera parte ya no servía, debido a que algunas hojas se mojaron en un accidente y otras estaban rotas, inclusive desde de la compra de los cuadernos originales.

En cuanto al tapete para mouse, la situación fue mejor en cuanto al material, ya que se encontraba intacto. Sin embargo, fue más difícil unir las piezas gracias al plástico del que estaba formado, y a que el pegamento que utilicé no era el indicado. Además, cuando el producto estaba terminado, se ha despegado poco a poco. Las dos superposiciones fueron las más interesantes, y a la vez complicadas de hacer, ya que además de rehacer una imagen, tuve que cortar con cuidado el cartón comprimido para no ocasionar un desfase y así evitar que la ilustración se desluciera, y esto involucró uno que otro accidente.


Nuevo material, sumándose al que ya estaba contemplado.


Los accidentes pasan. Este es el común de todos, han habido más graves.

Se preguntarán porqué hago esta remembranza. Bien, necesito replantear seriamente mis proyectos. No quiero decir que deje de hacer las cosas por que sí, sino que pienso darles un enfoque más racional y práctico que lúdico. En mis anteriores productos privilegiaba más la experimentación e improvisación, viendo cómo de una imagen o un material malogrado salía algo interesante, sin importar que se pudiera aplicar a una utilidad, o fueron mero entretenimiento. No razonaba bien sobre porqué lo hacía y en algunos casos no desarrollaba un método para resolver cada problema, todo iba sobre la marcha y su resultado era incierto.

Ahora que hago esta reflexión, necesito tomar más en serio este proyecto, ya que tengo material que aún no he explotado y necesito ideas frescas, así como viables para explotarlos al máximo. Por ahora, sólo me centraré en dos proyectos al respecto: la presentación del personaje y el tarjetero. Espero tener listo el primero para principios de noviembre, mientras que el segundo lo planeo para finales del mismo. Eso sí, advierto que las fechas no son seguras, ya que tendré que resolver algún asunto personal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Productos Reciclados - Tapas para Cuaderno Reciclado